¿Qué dice Naciones Unidas sobre las vacunas contra el Covid-19?

¿Qué dice Naciones Unidas sobre las vacunas contra el Covid-19?

Aunque muchas personas no vean su necesidad porque las vacunas no sean especialmente efectivas en impedir la infección o la transmisión de la enfermedad, la doctora Kate O’Brien, directora de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la Organización Mundial de la salud, aseguró que sí son muy eficaces a la hora de prevenir la muerte, los casos más graves y las hospitalizaciones.

“Sin embargo, maximizar esta efectividad contra las hospitalizaciones, los casos graves y la mortalidad, pasa necesariamente porque la gente se ponga todas las dosis recomendadas. Y esto es especialmente importante para las personas que están en los grupos de prioridad”, explicó O’Brien.

Dra. Kate O’Brien, directora de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la OMS. (Foto: Noticias ONU/Daniel Johnson).

Por grupos prioritarios, la doctora se refería a las personas más vulnerables a la infección, a saber: los mayores de 60 años, las personas enfermas, las personas que tienen debilitado su sistema inmunitario, las mujeres embarazadas y los trabajadores de la salud.

O’Brian hizo esas consideraciones durante una rueda de prensa en Ginebra y tras una nueva ola de desinformación acerca de las vacunas contra el COVID-19 en algunos medios de comunicación y las redes sociales.

Tras una nueva ola de desinformación acerca de las vacunas contra el COVID-19 en algunos medios de comunicación y las redes sociales, la agencia de la ONU para la salud ha recordado que estas son seguras y, además, necesarias puesto que salvan muchas vidas.

Sin razones para la alarma

En cuanto a ciertas preocupaciones sobre los efectos secundarios de accidentes cerebrovasculares provocados por las vacunas que se basan en la tecnología mRNA, O’Brian explicó que en una base de datos de Estados Unidos había aparecido una "señal (advertencia) de seguridad" sobre la vacuna de refuerzo de ARNm COVID-19 de Pfizer.

“Esto ha alimentado la preocupación y la desinformación sobre las muertes relacionadas con las infecciones por COVID-19”, afirmó la experta que aclaró que “la evaluación de la Organización Mundial de la Salud de los informes y los sistemas de vigilancia no ha encontrado pruebas que corroboren esta señal en torno a las vacunas de ARNm y los accidentes cerebrovasculares”.

Con respecto a otra preocupación antigua aparecida en las redes sociales sobre un riesgo de miocarditis inducido por la vacuna o una inflamación del músculo cardíaco, la experta comentó que se conoce, que se trata de un efecto secundario “extremadamente raro”, que es leve y que, además, puede tratarse.

Por todo ello, la recomendación de la Organización Mundial de la Salud sigue siendo que los beneficios de las vacunas continúan siendo muy superiores a los riesgos.

El ruido de los datos tiene que ser revisado

En respuesta a las preguntas de los periodistas, la doctora O’Brian explicó que la OMS tiene muchos mecanismos diferentes para supervisar la seguridad de las vacunas y que las bases de datos están abiertas para cualquier persona que notifique efectos secundarios.

Los datos contienen una gran cantidad de ruido. Las tendencias que surgen de ese ruido se denominan ‘señales de seguridad’. La OMS analiza detenidamente estas ‘señales’. En esta ocasión, no ha encontrado pruebas sustanciales que demuestren que las vacunas de refuerzo de ARNm sean inseguras”, explicó.

También comentó que los fabricantes de vacunas deben proporcionar datos a la OMS que demuestren que las vacunas deben añadirse o eliminarse de su categoría de "lista de uso de emergencia", así como que la agencia de la ONU está interesada en el potencial de las vacunas nasales y orales, pero hasta ahora no se han presentado vacunas de este tipo para su inclusión en la "lista de uso de emergencia".

Fuente: Noticias ONU | 20-01-2023 | Salud