¿La nicotina contrarresta infectarse del Coronavirus?

¿La nicotina contrarresta infectarse del Coronavirus?

Descripción General 

La COVID-19 es una enfermedad infecciosa que ataca principalmente los pulmones. El tabaquismo deteriora la función pulmonar, lo que dificulta que el cuerpo luche contra esta y otras enfermedades. El consumo del tabaco es además un factor de riesgo importante de enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, algunas enfermedades respiratorias y la diabetes, y las personas que padecen esas enfermedades tienen un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves en caso de verse afectadas por la COVID-19. Los datos de investigación disponibles hasta la fecha parecen indicar que los fumadores tienen un mayor riesgo de desarrollar síntomas graves y de fallecer a causa de la COVID-19.

La Nicotina Vs el Coronavirus 

Foto: Christian Castrillo. 

La nicotina es una de esas sustancias que genera debate. Si bien la inmensa mayoría de la comunidad ciéntifica y médica insiste y tiene claro que fumar es negativo para la salud y que esta sustancia en sí misma también resulta nociva debido a que es altamente aditiva, en los últimos años ha surgido una corriente de científicos que estudia sus posibilidades como solución a las altas tasas de fumadores. Ahora, durante la pandemia, también plantean que proteja ante el coronavirus, una hipótesis ampliamente discutida.

La realidad es que fumar causa en torno a ocho millones de muertes al año, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) relacionadas no sólo con el cáncer de pulmón, sino con enfermedades cardiovasculares. Un tipo de patologías que suponen un riesgo añadido de cara a la covid-19, ya que es patología que no sólo afecta ya a los pulmones, sino que tiene consecuencias cardiovasculares y puede producir trombos y coágulos en la sangre, así como otras complicaciones.

Posturas enfrentadas sobre el rol que tiene el consumo de tabaco y la nicotina frente al virus

No obstante, no todo el mundo está de acuerdo. El Foro Global de la Nicotina, que reúne cada año a expertos de todo el mundo para abordar la posibilidad no sólo de que esta sustancia proteja contra el virus, sino de que fumar tabaco pueda prevenirlo.

¿Qué pruebas hay sobre la efectividad de la nicotina como remedio contra la covid-19 a día de hoy?

Si bien todavía no se ha publicado ningún artículo revisado y con una muestra a gran escala considerado lo suficientemente contundente como para avalar su efectividad, hay varias investigaciones que en marcha sobre el tema.

El estudio que más ha sido citado por los expertos presentes en el foro es uno llevado a cabo en Israel recientemente. En él, se han usado datos de 114,545 pacientes del Servicio de Salud de Clalit, uno de las principales compañías sanitarias del país. Los resultados, establecen que tan solo un 9,8% de los infectados por covid-19 eran fumadores, frente al 19% de fumadores que hay en la población general israelí.

Además del estudio israelí, uno de los primeros informes en salir a la luz con resultados sobre el tema ha sido elaborado por científicos franceses, que todavía siguen estudiando su potencial eficacia. 

El inmunólogo italiano y profesor de la Universidad de Catania, Riccardo Polosa, cree que "no hay un impacto claro de fumar en la mortalidad o la severidad" en los casos de coronavirus y defendió que fumar "no apunta ser un factor de riesgo", aunque matizó que "el jurado aún está deliberando" al respecto, para lo que hacen falta más estudios y datos. Para el cardiólogo Konstantinos Farsalinos, una eminencia en el campo de la nicotina, los datos apuntan que a que los fumadores tienen una"menor probabilidad de ser hospitalizados" aunque sí explicó que son más susceptibles a sufrir efectos más severos.

¿Cómo puede proteger la nicotina contra el virus?

 ¿Cuál es exactamente la relación entre el tabaco y el virus?

¿En qué se basan para pensar que la nicotina protege?

 Todo está relacionado con una proteína, la ACE2, que es la que usa el virus para entrar en las células humanas. Por así decirlo, esta enzima es la llave que permite al SARS-CoV-2 entrar en una célula e infectarla.

Es por ello que hay varios estudios además de los nombrados antes que analizan si la nicotina podría proteger ante el coronavirus también se centran en esta proteína, ya que lo que investigan es si este compuesto, al pegarse a las ACE2, podría impedir que el virus se introdujese en las células humanas. No obstante, por el momento, los resultados de estos estudios brillan por su ausencia.

Lo curioso es que esa misma proteína también está relacionada con el motivo por el que fumar agrava la enfermedad.  De acuerdo con un estudio reciente publicado en la revista científica Developmental Cell, fumar provoca que los pulmones produzcan más ACE2, por lo que las 'puertas de entrada' para el virus son muchas más si se es hombre y fumador que si no se consume tabaco.

Esto explicaría por qué los fumadores parecen ser más vulnerables de cara al virus que los no fumadores. La buena noticia es que este riesgo añadido es reversible, ya que si se deja de fumar los pulmones comienzan a reducir el número de proteínas ACE2 que producen.

La realidad es que todavía no se sabe a ciencia cierta cuál es el efecto que puede tener la nicotina como posible remedio contra la covid-19 y son muchos los expertos que alegan que las pruebas sobre si protege a día de hoy frente al virus son circunstanciales y apenas tienen fundamento. El debate sigue abierto, a la espera de resultados más contundentes. Ante la duda,  la recomendación será siempre la misma: dejen de fumar.

La OMS evalúa constantemente los estudios recientes

Los tratamientos de sustitución con nicotina, como los chicles o los parches, están pensados para ayudar a los fumadores a dejar de fumar. La OMS recomienda a los fumadores intentar dejar de fumar lo antes posible mediante métodos de eficacia comprobada, como líneas de atención telefónica gratuitas para ese fin,  programas que se basan en mensajes de texto por móvil o tratamientos de sustitución con nicotina.

A los 20 minutos de dejar de fumar se reducen la tensión arterial y la frecuencia cardíaca elevadas. A las 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en el torrente sanguíneo vuelve a la normalidad. A las 2-12 semanas, mejoran la circulación y la función pulmonar. A los 1-9 meses se reducen la tos y la disnea.

La OMS evalúa constantemente los estudios recientes, incluidos aquellos en los que se examina la relación entre el consumo de tabaco, el consumo de nicotina y la COVID-19. La OMS comunica: investigadores, científicos y medios de comunicación a ser prudentes y evitar difundir la idea no probada de que el tabaco o la nicotina podrían reducir el riesgo de padecer COVID-19.

Actualmente no hay información suficiente para confirmar ningún vínculo entre el tabaco o la nicotina y la prevención o el tratamiento de esta enfermedad.

Empieza ya deja de fumar, cuida tú salud !!!